Una forma de viajar diferente, el “greeting”

26 Août 2019 - Novedades y tendencias
Una forma de viajar diferente, el “greeting”

¿Le gusta viajar pero, en ocasiones, desea detenerte un poco, salir de los caminos trillados, y buscar lugares auténticos y originales? Para quienes el motivo del viaje va más allá de la visita turística y tienen como objetivo saber más sobre la vida cotidiana de la gente local, conocer a los lugareños y, sobre todo, elegir sus propias rutas, el “greeting” es la forma perfecta.

 

¿Qué es el greeting?

La creación del greeting

El greeting, es una forma de turismo participativo. Fue creado en 1.992 a instancias de un neoyorquino que, muy apegado a su ciudad, quiso presentar Nueva York de una manera diferente alejada de los tópicos de "una ciudad peligrosa", "estresante", "cara",... Por ese motivo, decidió dar la bienvenida a los viajeros y mostrarles su ciudad tal y como él la veía: cálida, sorprendente agradable, humana,...

 

¿Qué es exactamente el greeting?

El concepto es muy simple, los turistas son recibidos por un residente que les da la bienvenida. También les proporcionará alojamiento gratuito en su casa y les mostrará su ciudad y sus alrededores. Además involucrará a los viajeros en la vida cotidiana de la comunidad. Gracias al residente, el visitante descubrirá la auténtica vida diaria de la ciudad.

 

¿Por qué elegir el greeting?

Un Turismo Apacible

Los grupos liderados por los “greeters “ (anfitriones) no contienen más de 6 personas. Cualquiera puede hacer preguntas sobre los lugares visitados o sobre los comentarios del anfitrión. Las visitas no siguen los itinerarios y rutas habituales que, por otra parte, suelen estar repletas de turistas. Pueden alojarse en un lugar más apreciado por los participantes y pedirle al anfitrión que les muestre un sitio específico o un lugar inusual por el que sientan curiosidad, por ejemplo, pequeños restaurantes locales, vendedores ambulantes de comida, tiendas de moda,...

 

Hacer amigos

Para el turista solitario, el greeting es una oportunidad ideal para hacer nuevos amigos con los que pasear por la ciudad. Si hay una afinidad clara con el anfitrión, esto puede llevar a encuentros posteriores. También es perfecto para que el visitante redescubrirá el profundo significado de la hospitalidad y de compartir.

Intercambio cultural entre el anfitrión y los visitantes

Durante la estancia, el anfitrión podrá informar al visitante sobre su pueblo, su ciudad o su barrio. Tendrán ocasión de contarles la historia del lugar o explicarle el significado de las distintas tradiciones locales. Cuanto más se comprende el estilo de vida de la región anfitriona más fácil resultará adentrarse en su vida diaria sin problemas ni complejos. El greeting también brinda la oportunidad de vivir nuevas experiencias culinarias. Si el anfitrión es un buen cocinero, el visitante podrá degustar una deliciosa muestra de algunas especialidades locales. ¿Qué puede ser más placentero que hablar saboreando una buena comida?

 

Principales ventajas del greeting

Reducir los gastos

El anfitrión ofrece sus servicios gratuitamente, algo completamente diferente al concepto de “habitación de huéspedes”. El viajero que se siente en deuda con su anfitrión por la hospitalidad recibida, tiene la libertad de hacerle un regalo o una donación a la asociación de acogida de la que es miembro. Después de cada viaje, lo mejor compartir su experiencia en el sitio, sin duda, es la mejor compensación que puede recibir el anfitrión.

 

Calor humano

Al decantarse por el greeting, el viajero no tendrá que buscar hoteles o restaurantes de lujo. Según el concepto del greeting, el visitante es mucho más que un simple cliente y el anfitrión hará todo lo posible para que se sienta totalmente cómodo. Las relaciones humanas entre los visitantes y su anfitrión son menos formales que en el hotel y, también, más relajadas. Además, cada nueva visita es una oportunidad para que el anfitrión muestre a sus huéspedes su región y sus costumbres.

 

Un sistema anti-estafa

Salir acompañado de un guía evitará pagar los precios de los "turistas" y le garantizará cierta seguridad. Si desea ir de compras, adquirir pequeños suvenires, el anfitrión puede darle buenos consejos y acompañarle a las tiendas de recuerdos. Esto evitará, por ejemplo, que se vaya a casa con un artículo vintage falso. Su anfitrión también podrá negociar por usted en lugares como el mercado pues, para él, lo importante es hacer que el visitante ame su pueblo, ciudad o barrio, sin que se gaste mucho dinero o lo engañen.

 

El anfitrión, un gran guía voluntario

El greeter, o anfitrión, conoce su barrio mucho mejor que un guía profesional. Eligió voluntariamente este trabajo por pasión y amor a su ciudad. Encontrará los lugares adecuados para caminar o para hacer una pausa y acompañará al visitante a agradable y económicos restaurantes. En su compañía, el viajero conocerá verdaderamente las curiosidades y los lugares insólitos de la región en la que se encuentra.

 

Por ejemplo, es posible que se encuentre con un anfitrión que trabaja en bienes raíces, por lo que será una persona con capacidad para contarte la evolución de su ciudad. Podrá enumerar los edificios más bellos de la zona y conocerá su historia, su pasado, su presente, a sus expectativas de futuro. Podrá dar información, por ejemplo, desde la relativa a una pequeña calle hasta en qué momento se construyó una casa o qué ha acogido determinado edificio. Sin duda, podrá contar mil anécdotas que, posiblemente, un guía normal desconozca.

 

¿Cómo encontrar un “greeter” o anfitrión?

Los anfitriones se agrupan en redes clasificadas por destinos. En primer lugar, navegando por Internet, el viajero debe seleccionar la ciudad que desea visitar y buscar las asociaciones de greeting presentes en el destino al que quiere ir.

Para registrarse en el sitio de su elección debe especificar su perfil y sus expectativas, es decir, qué lugares quiere visitar, qué tipos de actividades desean realizar en el lugar, cuáles son sus preferencias en cuanto a las salidas,... Todo esto permitirá filtrar al máximo la búsqueda de las opciones que más se ajusten a sus expectativas. Para encontrar la persona que mejor se adapte a sus necesidades, también puede ponerse en contacto con los anfitriones.

 

El anfitrión planifica sus viajes de acuerdo a los deseos de viajero pero, también puede completarlos con su propio programa personal de presentación de la ciudad.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Obrando en el dominio del turismo desde hace algunos años, descubrí poco a poco las diferentes atracciones de los viajeros. Justamente, sólo esperaban esto, divertirse y olvidar las preocupaciones diarias. Decidí hacer investigaciones con el fin de promover el ocio no sólo en viaje, sino también en la vida de cada día de cada uno. Actualmente, redacto con alegría mi pasión para ayudar y para devolver a la gente feliz aunque sea en un instante. ¡Entonces, buena lectura a ustedes!
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES