Compartir un avión privado, una forma de viajar a bajo coste

28 Octobre 2019 - Novedades y tendencias
Compartir un avión privado, una forma de viajar a bajo coste

En los últimos años, el uso compartido del coche o de la vivienda se ha puesto de moda. En línea a esta economía colaborativa, esta forma de viajar también se está al mundo de los aviones. Cada vez hay más webs para compartir vuelos, una práctica que resulta muy beneficiosa tanto para los pasajeros como para la tripulación. Las instrucciones de la Dirección General de Aviación Civil son estrictas, pero compartir un jet sigue siendo una de las soluciones ideales para viajar con rapidez y a bajo coste. A continuación presentamos algunos detalles y consejos para realizar un viaje compartiendo un avión privado.

 

¿Cómo funciona esta forma de viajar?

Gracias a compartir jet, los pilotos privados pueden reducir los costes de los vuelos de ocio seleccionando pasajeros en Internet. El viaje es una iniciativa del propio piloto y los clientes se conectan con él a través de plataformas web especialmente dedicadas a ello. Por lo tanto, los asientos libres en estos vuelos se comparten con los clientes. El “co-avionaje” permite a los pasajeros tomar un vuelo en condiciones óptimas. Concretamente, en Francia más de un centenar de aeródromos ya se dedican a este tipo de viajes. El precio de un viaje varía en función de la disponibilidad de plazas, es decir, el coste del billete puede aumentar si no se cubre toda la capacidad del avión.

 

Principales ventajas

En cualquier situación, un viaje compartiendo avión es menos costoso que un vuelo convencional. Para un viaje específico, los viajeros se benefician de una tarifa atractiva que en circunstancias normales puede resultar muy cara. El “co-avionaje” es, también, una forma de vivir una experiencia de vuelo extraordinaria.

Con el número de aeródromos disponibles, las posibilidades de viaje son muy interesantes en comparación con las de las compañías aéreas normales. En comparación con los modelos de transporte convencionales, el “co-avionaje” no sólo permite seleccionar el vuelo que se prefiere sino, además, viajar con el piloto de su elección y quizás para hacer el viaje más tranquilo. Esto evita situaciones imprevistas, como retrasos en el aterrizaje, que pueden provocar, por ejemplo, la pérdida de un tren en el caso de las personas que todavía tienen que seguir desplazándose antes de llegar a sus casas.

El “co-avionaje” sólo se realiza con aviones pequeños. Esta experiencia no sólo es agradable, sino también beneficiosa, pues las aeronaves son, a menudo, más cómodas que las que dan servicio en las aerolíneas comerciales.

 

 

¿Qué supervisión tiene esta forma de viajar?

 

Dirección General de la Aviación Civil Internacional, desde el 2.016 impone una reglamentación estricta en materia de “co-aviación”. Aunque no ha prohibido esta práctica, la instrucción operativa es muy específica y hace referencia a todos los vuelos con costes compartidos en todos los aeródromos. Las instrucciones se aplican a todos los vuelos organizados, tanto en helicóptero como avión, con salida o llegada a un aeródromo.

 

Hay dos tipos:

-          Vuelos para pilotos sin licencia de piloto comercial. Debe tener una calificación IFR, o de instrumento, o una calificación de instructor FIA.

-          Los vuelos circulares de menos de media hora, entre el despegue y el aterrizaje, y durante los cuales el avión no vuela a más de 40 kilómetros de su punto de partida deberán ser efectuados por un piloto privado. Este último deberá disponer de un mínimo de 200 horas de vuelo tras la obtención de la licencia de piloto (PPL, CPL o ATPL). También debe tener, al menos, 25 horas de experiencia de vuelo en los últimos 12 meses.

 

En la actualidad, según las estimaciones de DGAC, estas medidas permiten que más de 14.000 pilotos ofrezcan “co-avionaje” en los vuelos de navegación. En relación a este tipo de vuelos, no todos los países aplican estas medidas. De hecho, por ejemplo, Francia es más restrictiva que el Reino Unido o Alemania, donde el “co-avionaje” está en auge.

 

¿Cómo encontrar anuncios de co-avionaje?

El co-avionaje es una idea planteada por pilotos de aviones de turismo que, con el fin de actualizar su licencia, buscaban una solución para llenar sus horas de vuelo. El alto coste de algunos vuelos podría ser compartido. En la actualidad, numerosas plataformas ofrecen anuncios de co-avionaje y ponen en contacto a pilotos y viajeros. En estas páginas web se definen previamente todas las condiciones de vuelo: peso del equipaje, horarios, precios, etc. Otras plataformas ofrecen viajes de corto recorrido, de ida y vuelta, de una ciudad a otra.

El “co-avionaje” se basa principalmente en una relación de confianza. Los vuelos pueden ser cancelados debido a la indisponibilidad del piloto, en cuyo caso, a los clientes se les reembolsaría el importe pagado. En ocasiones, los vuelos pueden ser cancelados o modificados debido al mal tiempo. La regulación vigente obliga a los pilotos a ser muy exigentes con la seguridad de los pasajeros.

 

Cómo funciona el tema del equipaje en el “co-avionaje”

Los aviones utilizados para el “co-avionaje” son ligeros y, por lo tanto, muy sensibles a las fluctuaciones de peso. El piloto debe prestar especial atención al peso de todos los pasajeros y especialmente al del equipaje. Deberá calcular el centro de gravedad de la aeronave y la cantidad de queroseno a cargar. Los pasajeros tendrán obligación de respetar el peso máximo de equipaje permitido por el piloto, deberán especificar las diferencias en el peso de su equipaje y notificar al piloto cualquier cambio.

Entre los consejos para viajar con poco equipaje, podemos destacar el de elegir bolsos de viaje blandos en lugar de maletas de cabina, pues son mucho más ligeros. También hay que evitar llenar el neceser con productos no serán útiles durante la estancia, únicamente hay que poner lo esencial, por ejemplo, champú, cepillo de dientes, pasta de dientes, peine, maquillaje básico en el caso de las mujeres y algunos medicamentos esenciales. Es importante incluir ropa "por si acaso", normalmente es inútil y sólo sirve para llenar el bolso. Los que planean una estancia más larga, en cualquier lugar del mundo, siempre existe la posibilidad de lavar ropa. No es necesario llevar todo lo que tenemos en el armario.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Desde mi adolescencia, siempre sabía darles gusto a mis seres queridos con mis ideas ocios sobre todo los fines de semana o incluso durante los períodos de vacaciones. Prefería divertirme en vez de perder mi tiempo. Y de los planes, no me faltan. Comparto actualmente esta pasión para los ocios, cualquier que sea el tipo, a todo el mundo. A través de mis artículos, llamo la atención de la gente que aprecia mi ayuda y hacerles vivir mi pasión.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES