¿Por qué San Petersburgo fue votada como la Mejor Ciudad Cultural del Mundo?

02 Décembre 2019 - Artes y Cultura
¿Por qué San Petersburgo fue votada como la Mejor Ciudad Cultural del Mundo?

En 2.019, por tercera vez consecutiva, San Petersburgo ha ganado el prestigioso premio Word Travel Award en la categoría "Primer Destino Cultural". La segunda ciudad más grande de Rusia está construida a orillas del río Neva y resulta fascinante para muchos viajeros gracias a su atípica arquitectura, que combina varios estilos, y a su amplia selección de lugares culturales. De hecho, San Petersburgo ha sido testigo de la evolución de la música y de la pintura pero también, del ballet y de la arquitectura rusa, además cuenta con numerosos museos, monumentos y teatros. Destino favorito de los amantes del arte, la historia y la cultura, esta ciudad es un claro ejemplo de la belleza y de la diversidad cultural del Imperio Ruso.

 

San Petersburgo, capital y cuna del arte ruso

San Petersburgo, capital cultural de Rusia, es una de las ciudades del mundo con más centros culturales y museos. Entre las colecciones más destacadas se encuentran el Museo de Arte Contemporáneo de Erarta, el Museo Fabergè y su Sala Imperial de Huevos de Pascua, o la Catedral de San Isaac con los 562 escalones que conducen a su emblemática cúpula dorada. La ciudad también alberga el Museo del Ermitage que, con vistas a la Plaza del Palacio a orillas del río Neva, está considerado el museo más grande del mundo y atrae cada año a gran cantidad de visitantes que desean admirar su pintoresca arquitectura desde la isla Vasilevsky. Unárea del museo se encuentra en el Palacio de Invierno, antigua residencia de los zares rusos entre 1.762 a 1.917. El Museo del Hermitage cuenta con unas 1.000 salas en las que se exponen cerca de 60.000 obras de arte. La Sala del Tesoro del museo custodia pinturas de grandes maestros como Rafael, Leonardo da Vinci, Rubens y Rembrandt. El museo también cuenta con el Teatro del Hermitage, construido a petición de la Emperatriz Catalina II. Además del Hermitage, el Museo Ruso de la Plaza de las Artes es otro lugar que despierta el interés de los amantes del arte. Los visitantes tendrán ocasión de contemplar la mayor colección de arte ruso del mundo. En la antigua capital rusa, también hay un número impresionante de teatros. Entre los prestigiosos monumentos de San Petersburgo se encuentra el Teatro Mariinski, de estilo barroco. Este teatro, conocido como la cuna del ballet ruso, cada noche ofrece magníficas actuaciones de danza y acoge el festival anual "Estrellas de las Noches Blancas". Este evento insignia del calendario cultural de San Petersburgo incluye en su programa óperas, ballets e importantes orquestas filarmónicas.

 

San Petersburgo, un verdadero museo al aire libre

Poseedora del título "Primer Destino Cultural" durante 3 años consecutivos, San Petersburgo es una ciudad reconocida internacionalmente como la “Capital Cultural de Rusia” e, incluso, del mundo. Su exclusiva colección de monumentos arquitectónicos atestigua la belleza y la riqueza cultural de la antigua capital imperial. Entre los más bellos monumentos de San Petersburgo se encuentra la inconfundible Catedral de San Salvador sobre la Sangre Derramada. Construida en el siglo XIX, esta iglesia ortodoxa posee una arquitectura neo-rusa inspirada en la famosa Catedral de San Basilio, célebre por sus coloridas cúpulas. Además, este suntuoso edificio posee magníficos mosaicos que decoran sus 5 cúpulas y paredes. La Fortaleza de San Pedro y San Pablo y su catedral barroca son otras joyas del patrimonio de San Petersburgo. La Catedral de San Pedro y San Pablo es el primer edificio construido en el corazón de la ciudad y el lugar en el que están enterrados los Romanov. Además de las catedrales, San Petersburgo está repleto de espléndidos palacios, por ejemplo, el Palacio de Pavlovsk, el Palacio de Tsarkoye Selo o el Palacio de Yusupov, donde tuvo lugar el asesinato de Rasputín. Una visita que no puede faltar durante un recorrido por San Petersburgo es Peterhof, el "Palacio Ruso de Versalles", y sus sublimes fuentes llamadas "La Gran Cascada" bordeadas de doradas estatuas. Esta ciudad también es la sede de uno de los metros más bellos del mundo, cuyas columnas de mármol y candelabros le otorgan un encanto inigualable.

 

San Petersburgo, la Venecia del Mar Báltico

También conocida como la “Venecia del Norte”, la antigua capital rusa está atravesada por el río Neva que conecta con el Golfo de Finlandia. Servida por una red de canales y ríos, a principios del siglo XIX, San Petersburgo desempeñó un papel estratégico en la expansión del comercio entre varios países europeos. La ciudad está atravesada por ríos, canales y arroyos y, en la actualidad, cuenta con casi 300 kilómetros de arterias fluviales además de al menos 800 puentes y pontones que permiten a sus habitantes y a los turistas cruzar fácilmente el río Neva y acceder a sus 42 islas. Verdadera isla flotante, resulta muy agradable visitar San Petersburgo por el agua a bordo de una barcaza. Durante un recorrido por la ciudad, no puede faltar un paseo por sus puentes para descubrir toda la belleza de la antigua capital de Rusia. Desde los barcos es mucha más fácil admirar la arquitectura de los edificios y monumentos. El levantamiento de los puentes es otra visita obligada durante una estancia en la “Venecia del Mar Báltico”, especialmente el del Palacio de Invierno, situado en la parte trasera del Museo del Hermitage, que se realiza a la 1:00 de la mañana. Como San Petersburgo se encuentra cerca del Mar Báltico, en invierno, los ríos y canales se congelan, permitiendo a habitantes y turistas caminar sobre el hielo.

 

Adentrarse en la historia de San Petersburgo

Famosa por la riqueza de su patrimonio cultural, San Petersburgo también seduce por su historia. Erigida en 1.703, a instancias del Zar Pedro el Grande, la ciudad fue la capital del Imperio Ruso durante dos siglos. Aunque San Petersburgo es relativamente joven, ha sido testigo de importantes acontecimientos en la historia de Rusia. Fue, en esta ciudad, donde los zares de la dinastía Romanov residieron y gobernaron el país. Construida para aumentar el comercio con otros países europeos, gradualmente, San Petersburgo se convirtió en el símbolo de la apertura de Rusia al resto de Europa. En 1.914 fue rebautizada como Petrogrado y, posteriormente, a la muerte de Lenin, recibió el nombre de Leningrado. Las visitas se organizan para brindar la oportunidad a los turistas que pasan por San Petersburgo de descubrir la historia de la ciudad a lo largo de varios momentos, incluyendo la época de la URSS en el Museo Nacional de Historia Política Rusa.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Desde mi adolescencia, siempre sabía darles gusto a mis seres queridos con mis ideas ocios sobre todo los fines de semana o incluso durante los períodos de vacaciones. Prefería divertirme en vez de perder mi tiempo. Y de los planes, no me faltan. Comparto actualmente esta pasión para los ocios, cualquier que sea el tipo, a todo el mundo. A través de mis artículos, llamo la atención de la gente que aprecia mi ayuda y hacerles vivir mi pasión.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES