Sigue la tendencia, viaja de forma ecológica

20 Janvier 2020 - Novedades y tendencias
Sigue la tendencia, viaja de forma ecológica

El turismo es una de las industrias más contaminantes del mundo. En España, como en otros países europeos, diversas voces sugieren, por ejemplo, viajar menos en avión, especialmente para ciertos viajes domésticos que pueden hacerse en tren, o consumir menos carne u otros productos del otro lado del mundo. Muchos ciudadanos son conscientes del impacto ambiental de sus viajes diarios o de vacaciones. En 2.020, esta conciencia medioambiental guiará la elección de destinos y modos de transporte.

 

¿Qué medio de transporte elegir?

En una publicación de febrero de 2.019, Pascale Kremer, periodista de Le Monde, marcaba la pauta con el titular de su artículo “L'avion, plaisir coupable de l'écolo voyageur” (El avión, placer responsable del viajero ecológico). Concretamente, explica que incluso los viajeros ecológicos experimentados, en ocasiones no pueden prescindir de los viajes de larga distancia en avión, a pesar de conocer, a veces en detalle, el impacto de este modo de viajar en cuanto a términos de emisiones de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, renunciar a los viajes en avión se considera, algunas veces, una solución demasiado radical para ser eficaz.

Sin embargo, en cuanto a la ecología, la comparación entre el transporte aéreo y el terrestre sigue siendo el centro de apasionados debates. Como mínimo, las opiniones son muy diferentes, incluso entre los activistas medioambientales, los líderes políticos y los ciudadanos de a pie. Algunos critican abiertamente la decisión de algunos gobiernos, por ejemplo el de Francia, de introducir a principios de 2.020 una " écodistribution", es decir, un nuevo impuesto sobre los billetes de avión que, según el ejecutivo francés, será destinado a financiar el tren.

 

¿Deberíamos decantarnos por recorridos y rutas más cortas?

El avión sigue siendo un medio de transporte práctico e inevitable, tanto para las vacaciones como para los viajes de negocios. Al fin y al cabo, el transporte aéreo es una parte esencial, si no estratégica, de la economía mundial. Por lo tanto, resulta difícil imaginar que una gran parte de la sociedad se cambie al transporte terrestre. Algunas voces pragmáticas están tomando esto en cuenta y, en cambio sugieren que habría que decantarse por viajes más cortos para las vacaciones. Algunas familias apoyan esta idea pues, de esta forma, no pasarían sus vacaciones de verano, por ejemplo, en Estados Unidos, sino que explorarían las ciudades costeras de España, Francia o Italia. Tampoco pasarían las fiestas en Europa del Este o en América Latina, sino que disfrutarían de la alegría de ciudades alemanas u holandesas, entre otras.

Sin embargo, algunos de los ecologistas consideran que elegir destinos más cercanos a casa es un sacrificio innecesario. Abogan por iniciativas que tienen un impacto más concreto en la protección del Medio Ambiente, como los modelos de producción o de consumo. En su opinión, favorecer los viajes más cortos sería más una actitud simbólica que una elección pragmática. El "sacrificio" sería más abrumador si tenemos en cuenta que el turismo de masas se continuará desarrollando en varias ciudades del mundo.

 

¿Cuáles son los gestos ecológicos que se pueden adoptar durante un viaje?

La elección del modo de transporte o del destino depende de la comprensión que cada persona tenga sobre la cuestión de la protección del Medio Ambiente. En cambio, algunos gestos están mucho más consensuados. Este es el caso, por ejemplo, de la gestión de residuos. Algunos países no son muy cuidadosos con el “sobreembalaje”, por lo tanto, es aconsejable no llevar demasiados productos desechables, empezando por los envases o cubiertos desechables.

Viajar “en verde” también significa respetar la naturaleza y asegurarse de que el lugar esté limpio cuando nos vayamos. Debemos adoptar un comportamiento responsable, por ejemplo, evitando dejar tirados residuos de plástico o llevar con nosotros accesorios innovadores como un contenedor portátil o un soporte para colillas.

Viajar fuera de temporada también es uno de los consejos regularmente propuestos para el turismo eco-responsable, especialmente para los destinos turísticos más famosos. Cuando se viaja a estas ciudades en temporada alta, se está contribuyendo al tráfico turístico que cada vez repercute más en el Medio Ambiente. La llegada de demasiados visitantes a un lugar ejerce una gran presión sobre la infraestructura local, por ejemplo, exige más vehículos para el servicio de transporte, más alimentos que producir,...

También se ejerce presión sobre la población local. El ejemplo de Venecia, una de las ciudades más visitadas del mundo, es muy claro. El aumento en el precio de la vivienda, directamente relacionado con el turismo de masas, está causando graves dificultades financieras a muchos venecianos. Algunos, incluso, se han visto obligados a abandonar la ciudad, pues la vida se vuelve demasiado cara.

 

¿Qué ocurre si optamos por un alojamiento ecológico?

Durante un viaje, el transporte y el alojamiento son los mayores emisores de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, el viajero “ecológico” evitará los grandes complejos hoteleros que, además de desfigurar el paisaje, rara vez adoptan una política que favorezca el desarrollo local. De ahí el interés por optar por un alojamiento con etiqueta ecológica, una opción que puede reducir, significativamente, la negativa huella medioambiental del viaje.

 

Viviendas con etiqueta ecológica

Son alojamientos comprometidos con el Medio Ambiente. Se trata de pequeñas casas de huéspedes, casas rurales, campings o, a veces, incluso grandes cadenas hoteleras. Estos compromisos se reflejan, por ejemplo, en la reducción del consumo de agua y energía o en el reciclaje de residuos y en la preferencia por productos orgánicos o locales. Estas casas eco-responsables tienen la etiqueta Green Globe o, incluso, la Etiqueta Ecológica Europea.

 

Alojamiento en casa con una familia

Unos cuantos clics en la web son suficientes para comparar las diferentes ofertas de los particulares, en las que se proponen casas de huéspedes o agradables casas rurales. Estos alojamientos son especialmente adecuados para presupuestos pequeños. También están muy solicitados, entre otras cosas, por su cálido ambiente y el contacto humano con los propietarios.

Para un viaje ecológico hay otras opciones disponibles, incluyendo el “couchsurfing”. El viajero pasa la noche en una casa privada, en un sofá o en una habitación de invitados. No gastará ni un euro, ya que el concepto se basa, esencialmente, en el intercambio. Este tipo de turismo es una oportunidad perfecta para que los viajeros descubran o conozcan un país distinto al suyo, una región o una ciudad, otras tradiciones y costumbres, etc.

El intercambio de casas también puede ser una opción interesante. Pasará sus vacaciones con un particular que ocupará su casa mientras usted vive con él. Esta solución permite reducir considerablemente los gastos y, además, el impacto ambiental del viaje.

¿Qué ocurre con las ofertas de alquiler de vacaciones online? Los particulares alquilan una habitación o, en ocasiones, una vivienda entera, lo que les permite obtener ingresos adicionales. Para el viajero, esta es una manera ideal de controlar su presupuesto, una oportunidad para conocer gente agradable y, al mismo tiempo, tener un poco más tranquila la conciencia ecológica.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Desde mi adolescencia, siempre sabía darles gusto a mis seres queridos con mis ideas ocios sobre todo los fines de semana o incluso durante los períodos de vacaciones. Prefería divertirme en vez de perder mi tiempo. Y de los planes, no me faltan. Comparto actualmente esta pasión para los ocios, cualquier que sea el tipo, a todo el mundo. A través de mis artículos, llamo la atención de la gente que aprecia mi ayuda y hacerles vivir mi pasión.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES