Paracaidismo, un deporte fuera de lo común

13 Janvier 2020 - Deportes
Paracaidismo, un deporte fuera de lo común

Escalar un volcán y luego descender con una tabla de surf, seguir el curso de un río a través de un cañón, motocross Freestyle,… son algunas de las actividades deportivas de moda más extremas. ¿Pero qué tienen estos deportes en común? Sin duda, la cantidad de adrenalina que proporcionan. Otro dato es que, estas actividades, requieren una gran destreza y, por lo tanto, mucho entrenamiento debido al alto riesgo asociado a ellas. El paracaidismo también presenta estas diferentes características. La diversión asociada a este extraordinario deporte del paracaidismo hace que algunos se pregunten si realmente es un deporte.

 

¿El paracaidismo es realmente un deporte?

Si nos ajustamos a la estricta definición de lo que es un deporte, no deberíamos ni tan siquiera plantearnos esta pregunta. En efecto, el paracaidismo requiere un esfuerzo físico real y coherente con todos los beneficios y desventajas que tiene asociado. Entre los beneficios se encuentran la reducción de los niveles de azúcar en la sangre, la prevención de las enfermedades cardiovasculares y la reducción del riesgo de hipertensión arterial.

En el caso de que algunas personas lleguen a cuestionar el aspecto deportivo del paracaidismo, probablemente no sea por sus efectos sobre el cuerpo, efectos que son innegables, pues están científicamente probados y son sentidos por los que lo practican.

Los críticos se refieren, más bien, a lo que buscan aquellos que practican esta actividad. De hecho, en muchos casos, el paracaidismo se considera, ante todo, una actividad de ocio que proporciona emociones fuertes.

En este caso, es comparable con otras actividades que crean “subidones” de adrenalina como el rafting, las montañas rusas o el bungee jumping. Sin embargo, ¿es razonable decir que esta actividad no debe ser considerada como un deporte? Es difícil tomar esta decisión, ya que las críticas se basan en posturas puramente subjetivas y no en los beneficios que el deporte realmente aporta al cuerpo.

 

El paracaidismo: un deporte extremo

Hay actividades deportivas "clásicas" en las que todo el mundo, independientemente de su sexo o edad, puede participar. Este es el caso del fútbol, la natación, buena parte de las artes marciales (karate, taekwondo,…) el boxeo, o el jogging. Después hay otras actividades que requieren un esfuerzo físico mucho mayor y, sobre todo, una aptitud más consecuente, adquirida después de una larga experiencia y un largo período de entrenamiento. Estos son los deportes extremos.

Muchos blogueros secillamente hablan de actividades que proporcionan una buena dosis de adrenalina. Pero eso pondría al paracaidismo y al bungee jumping, por ejemplo, al mismo nivel. Sin embargo, aunque los deportes extremos tienen algunas características comunes, el paracaidismo está fuera de lo común.

 

Paracaidismo y otros deportes extremos: ¿diferencias?

·         Condiciones físicas:

Un saltador de paracaídas no necesariamente tiene que tener las mismas habilidades físicas que un deportista de alto nivel. Aunque tiene que mostrar una muy buena salud presentando un "certificado de no contraindicación" de menos de 6 meses de antigüedad. Se considera no apto para el salto en paracaídas, las personas:

- que han sufrido las secuelas de un accidente reciente: esguince, fractura, etc..,

- qua han sido operados

- propensas a enfermedades cardiovasculares o en riesgo de padecerlas

- las embarazadas

- los que toman medicación (por ejemplo, tranquilizantes)

Aunque una persona esté en buena forma, necesitaría varias semanas de entrenamiento para poder practicar el paracaidismo con total seguridad.

 

·         Experiencia:

Aunque los cursos ofrecidos por escuelas especializadas están orientados para principiantes, algunas algunos también lo están para profesionales o aficionados con un poco más de experiencia con el fin de poder, incluso, aprender técnicas de salto más complejas, teniendo que dominar, concretamente el salto HALO o “high altitude – low openning”, en español “de alta altitud - apertura baja.

Hasta hace muy poco, el salto HALO era una prerrogativa de los militares. Esta técnica consiste, como su nombre indica, en saltar de un avión a más de 10.000 pies (más de 3 km), es decir, al límite de la altitud a la que es obligatorio llevar el equipo de oxigenación.

El deportista salta y sólo abre su paracaídas a 1.000 pies (unos 300 metros) sobre el suelo. Los primeros saltos HALO (en paracaidismo civil) fueron organizados en septiembre de 2.018 en Les Sables-d'Olonne por la Vendée Évasion Parachutisme, escuela de paracaidismo situada en el centro-oeste de Francia.

 

Beneficios del paracaidismo

El paracaidismo optimiza la salud física, ya que requiere una buena resistencia. Con el tiempo y la continuidad, las habilidades aumentan hasta que se es capaz, al menos físicamente, de iniciarse en el salto HALO. Los otros beneficios son mentales.

Por ejemplo, el salto en paracaídas, que se practica habitualmente ayuda a manejar mejor el estrés. Por supuesto, cada salto libera adrenalina, un neurotransmisor que se segrega en caso de estrés o miedo. Sin embrago, este mismo neurotransmisor es el que prepara al cuerpo para reaccionar rápida y eficazmente ante una determinada situación. Practicando asiduamente, se aprende a controlar el estrés y también el miedo.

Tener un cuerpo sano y acostumbrado a realizar grandes esfuerzos ayuda a mantener una mente más fuerte, por lo que se está mejor preparado para enfrentar los problemas y los desafíos de la vida cotidiana. La sensación de miedo y estrés, que se experimenta durante el salto, forja esta fuerza psicológica indispensable para poner en perspectiva los contratiempos diarios. En general, las subidas de adrenalina aumentan la confianza en uno mismo. Los aficionados a los deportes extremos encuentran aquí una manera de alcanzar un objetivo a veces complicado. Las personas que no se desaniman a pesar de las dificultades iniciales de aprendizaje son, también, las que no dudan en alcanzar nuevos retos.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Obrando en el dominio del turismo desde hace algunos años, descubrí poco a poco las diferentes atracciones de los viajeros. Justamente, sólo esperaban esto, divertirse y olvidar las preocupaciones diarias. Decidí hacer investigaciones con el fin de promover el ocio no sólo en viaje, sino también en la vida de cada día de cada uno. Actualmente, redacto con alegría mi pasión para ayudar y para devolver a la gente feliz aunque sea en un instante. ¡Entonces, buena lectura a ustedes!
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES