Los beneficios de la pintura y de los dibujos para colorear para los niños

06 Février 2017 - Manualidades creativas
Los beneficios de la pintura y de los dibujos para colorear  para los niños

Los dibujos para colorear y la pintura son esenciales para favorecer el desarrollo motor y sensorial de un niño.  

 

Los beneficios de la pintura y de los dibujos para colorear para los niños pequeños

 

Gracias a los dibujos para colorear o a la pintura, el niño se apacigua, mejora su autoestima y exterioriza sus sentimientos. Estas actividades artísticas monopolizan lo racional y lo emocional.

Pintar y colorear mejora también la escritura del niño, su coordinación física, su concentración y su desarrollo psicomotor. Todo un trabajo de motricidad se abre al niño que colorea o pinta por primera vez. Aprende los colores y las formas de manera lúdica y deja correr su imaginación.

En materia de dibujos para colorear, el niño explora nuevas alternativas, descubriendo el interés de esta práctica. Tan pronto como se siente capaz de tener un lápiz, le encanta colorear, pintarrajear y dibujar. Colorear es una actividad a la vez económica, práctica y lúdica. Colorear permite a un niño desarrollar la precisión del gesto y la concentración.

A partir de los 18 meses, el niño puede interesarse a la acuarela con un pincel o con el dedo. Es el período en que el niño descubre las mezclas posibles y explora su sentido del tacto. Al final, el niño comienza a crear colores y le encanta ver el resultado de las mezclas efectuadas.

Por fin, los dibujos para colorear y la pintura ocupan al niño en toda circunstancia. Pintando o coloreando, permanece tranquilo hasta que la obra maestra se acabe. Además, estas actividades ayudan a controlar el movimiento, a controlar la dirección y a realizar un esquema gráfico.  

 

Algunos consejos prácticos para incitarle a pintar o a colorear  

 

Incitar al niño a colorear o / y a pintar es primordial para contribuir a su buen desarrollo. Pintar o colorear fomenta el interés del niño por estas actividades y fortalece los lazos entre ambos. Anímelo a desarrollar su sentido creativo, sin tener cuenta en si asocia o no los buenos colores.

También piensen en felicitarlo por cada obra realizada. Esto va a ayudarle a guardar confianza en sí mismo y a sentirse más cómodo mostrando sus creaciones. Pongan a su disposición todo el material necesario, como la gouache, los lápices de colores, los marcadores o las pegatinas.

 

Dejen que él elija los colores, respeten sus caprichos y pregunten al final de su creación, si dibujó o pintó todo lo que quería. Si no le gusta su creación, deben ponerle ante la realidad y, sobre todo, permitir que se exprese. Pregúntenle, por ejemplo, que es lo que no le gusta de su dibujo.  

Así aprende a confiar en sí mismo, aceptar su frustración y desarrollar su autoestima. Eviten igualmente de enseñarle regularmente cómo dibujar un objeto, un árbol o una casa. Esto limita su espíritu de iniciativa.

Por último, hay que aceptar que deshaga su trabajo. Hasta 4 años, por ejemplo, el niño juega, dibuja o pinta por placer. Todo lo que el niño desea a esta edad es pegar y despegar, para luego pegar de nuevo, o hacer y deshacer.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Desde hace unos años, Largamente leí varios sujetos a partir de distintos blogs. Entre estos blogs, los ocios eran mis preferidos. Cuando descubro uno en particular, inmediatamente tengo ideas. Mis inspiraciones, me gusta hacerlos saber a todo el mundo y por otra parte, es un gran placer. Escribo, juego con las palabras para ser un modelo o incluso ser una buena referencia para otros apasionados como yo.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES