Nuestros consejos para dormir bien durante el embarazo

12 Février 2017 - Modo de vida
Nuestros consejos para dormir bien durante el embarazo

Durante el embarazo, las hormonas perturban el sueño de la futura mamá. Las noches son agitadas y es a menudo sujeta al insomnio. Zoom sobre algunos consejos para tener un sueño reparador durante el embarazo.

 

Algunos consejos para ayudar a las mujeres embarazadas a dormir bien

El embarazo cambia muchas cosas en el cuerpo de la mujer. De este hecho, es sujeta a una cierta apatía. Para remediarlo, permítanse unas siestas de futura mamá. Si se sienten cansadas durante el día, tómense el tiempo para hacer una siesta de menos de una hora los fines de semana o después del almuerzo.

 

Asimismo, piensen en preparar su cama. Para ello, coloquen algunas almohadas debajo de la cabeza, sobrealzando su colchón. Además, eviten estar dando vueltas en la cama si no duermen. Esto puede generar un estrés suplementario. Si están despiertas desde unos diez minutos, salgan de la cama y lean o hagan meditación durante 15 minutos. A continuación, vuelvan a dormir.

 

Al entrar en el segundo trimestre del embarazo, las noches son más apacibles. Para que su descanso sea de calidad, adopten una alimentación equilibrada y sana. Si son adeptas a la cafeína, es mejor limitarla o incluso pararla durante el embarazo.

 

Y, por último, piensen en apagar las pantallas, como la televisión y el ordenador. Son demasiado luminosos antes de ir a acostarse. Les impiden instalarse en buenas condiciones para dormir. Una hora antes de irse a la cama, apáguenlos y prefieran la lectura.

 

Las causas y las soluciones para luchar contra los insomnios durante el embarazo

 

Los insomnios surgen, en general en cualquier momento del embarazo. Las causas del insomnio se dividen en dos categorías, a saber: los insomnios causados por ganas de orinar, los movimientos fetales o la ansiedad y los insomnios patológicos. Éstos son más específicos y se desarrollan durante el embarazo. Se trata particularmente del ronquido, del reflujo gastroesofágico, del síndrome de las piernas inquietas o de la apnea del sueño.

En general, los insomnios se atenúan al nacimiento del niño. A veces perduran, pero en la inmensa mayoría de los casos, son debidos a la llegada del bebé, manifestándose a través de los llantos, las mamadas y la ansiedad. Esto provoca en la madre un sueño fragmentado y agitado.

 

Para hacer frente a un insomnio, deben seguir siendo mujeres activas durante el día, adoptando un ritmo bastante tranquilo, adaptado a la mujer embarazada. En efecto, la inactividad favorece el insomnio por la noche. Tómense un momento de relajación antes de irse a la cama. Esto les permitirá disminuir su ritmo cardíaco, estar más tranquilo y favorecer así la somnolencia.

 

También traten de mantener una temperatura fresca en el dormitorio. Instalen cortinas para evitar todas las molestias que puedan provenir de una fuente de luz. También pueden utilizar tapones para los oídos contra el ruido. Por último, prefieran los azúcares lentos para la cena, evitando los excitantes como los sodas o el café.

  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES