Fin de semana en Tarragona: cosas que ver y hacer

31 Août 2018 - Novedades y tendencias
Fin de semana en Tarragona: cosas que ver y hacer

Capital de la Costa Dorada, Tarragona ofrece un entorno único desde lo alto de su promontorio rocoso con vistas al Mediterráneo. Es una ciudad rica en historia y cultura, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Un fin de semana en Tarragona les promete una corta estancia rica en inolvidables descubrimientos y agradables momentos entre paseos y descanso.

 

Explorar el casco antiguo medieval

Situada en el noreste de España, en la región de Cataluña, Tarragona les encantará por su glorioso pasado, como lo atestigua su casco antiguo medieval fortificado. Disfruten de un paseo por este núcleo histórico pasando por la antigua puerta construida sobre la Via de l'Imperi Romà. Paseen por las estrechas calles bordeadas de tiendas de diseño, de artesanía y terrazas de cafeterías.

Continúen su paseo hacia la Plaza de la Mercería para descubrir bellas arcadas, los únicos vestigios del antiguo mercado medieval. Pasear por la calle dels Cavallers, una pintoresca callejuela empedrada que fue la principal arteria de Tarragona en la Edad Media. Esta calle todavía muestra hoy en día algunas casas señoriales que pertenecieron a las familias más ricas de la ciudad.

Para continuar su viaje por el pasado de Tarragona, visiten también la Plaça del Pallol, donde se encuentra el antiguo edificio del pretorio. Junto a este edificio histórico, descubran los ventanales y porches góticos, así como las ruinas de la puerta romana del foro provincial. No muy lejos de allí, el Pla de la Seu es una visita ineludible para conocer la Tarragona medieval.

Esta plaza está dominada por la Catedral dedicada a Santa Tecla y construida en un estilo de transición romano-gótico. Con la ayuda de una audioguía y un vídeo, exploren este monumental edificio religioso con retablos barrocos y capillas decoradas con frescos. Cerca de la Catedral, admiren hermosas mansiones de estilo gótico, como la Casa de los Balcells y el antiguo Presbiterio.

 

Visiten la ciudad moderna

La Rambla Nova es un lugar ineludible en la moderna ciudad de Tarragona. Es el lugar ideal para impregnarse del ambiente local. Es una avenida particularmente activa y animada, tanto de día como de noche. Está rodeada de tiendas de moda, joyerías, bancos y restaurantes. Deténganse frente a la majestuosa escultura de los "castells" o "castillos humanos", un homenaje a un deporte tradicional español practicado desde el siglo XVIII.

Sobre la Rambla Nova, a unos 40 metros de altitud, descubran el balcón del Mediterráneo con una vista impresionante del puerto de Tarragona, del Mediterráneo, de la Plaza del Mircale y del anfiteatro romano. Disfruten de un agradable paseo por este balcón y toquen su rampa que,según la creencia local, les traerá suerte .

Los aficionados a las compras, podrán pasear por el mercado central de Tarragona o por los principales centros comerciales de la ciudad moderna. El Corte Inglès y el Parc Central son las direcciones que no hay que perderse para encontrar tiendas de grandes marcas.

A pocos minutos de la ciudad moderna, su recorrido les llevará a El Serrallo, el barrio de los pescadores. Por la tarde, descubran el animado espectáculo que ofrece la subasta de pescado recién capturado. A lo largo de la costa, una sucesión de restaurantes tradicionales les ofrecen los mejores platos de pescado y marisco de Tarragona.

 

Descubran la Tarragona romana

Durante su fin de semana en Tarragona, dediquen un día para descubrir el patrimonio romano de la ciudad. Bajo dominio romano durante cuatro siglos, la ciudad fue llamada "Tárraco". Era una de las ciudades más grandes del Imperio con casi 30.000 habitantes. Revivan esta época prestigiosa visitando el anfiteatro construido en un lugar excepcional dominando el mar.

Dén un desvío hacia el circo romano construido en tiempos de Domiciano, del año 81 al año 96. Ubicado dentro de las murallas, este circo solía organizar carreras de carros. Gran parte de esta construcción romana está ahora escondida bajo edificios modernos. Seguía siendo un edificio grandioso con una arena de unos 325 metros de largo. Desde allí, caminen a través de los túneles subterráneos que conducen al Pretorium o al edificio del Castillo del Rey.

 

El Foro de Colonia fue uno de los mayores de Hispania y el segundo del Imperio romano. De este monumento se conservan fragmentos de frisos, bajorrelieves decorados y tramos de la vía pública. Tras esta visita, continuaremos nuestro paseo por el Passeig Arqueològic, que consiste en imponentes murallas construidas en el siglo III a.C. Estas altas murallas ciclópeas se extendían originalmente por 4 kilómetros, pero hoy en día sólo queda un kilómetro.

Los más curiosos, continúarán su visita de la Tárraco romana hasta el acueducto de los Herreros, apodado "Puente del Diablo", situado a 4 kilómetros de la ciudad. Este acueducto de piedra tiene dos niveles de arcadas de 27 metros de altura y 217 metros de largo.  

 

Visiten los museos dignos de interés

Aprendan más sobre la historia de Tarragona visitando el Museo Arqueológico Nacional. Este museo alberga la más bella colección de mosaicos romanos de Cataluña. Admiren el mosaico de la Medusa, uno de los más impresionantes. Suban al segundo piso para apreciar magníficas esculturas, entre ellas la estatua votiva de la diosa Venus y el busto de Lucio Vero.

Al visitar la catedral, empujen la puerta del Museo Diocesano de Tarragona para admirar colecciones de objetos litúrgicos, retablos, pinturas y bajorrelieves de notable valor artístico. El tapiz del siglo XV " la buena vida," es una de las obras más sorprendentes.

Los amantes del arte pueden visitar el Museo de Arte Moderno de la ciudad, ubicado en la Plaza Santa Anna. Desde 1991, este museo presenta una colección de obras de estilo Art Nouveau, entre las que destacan las esculturas de Julio Antonio, famoso artista tarraconense.  

 

Disfrutar del sol en la playa

Tarragona y su comarca cuentan con 15 kilómetros de costas dotadas de playas de arena dorada y calas salvajes bordeadas de aguas cristalinas. En el centro de la ciudad, al final de la Rambla Nova, descubran la Playa del Miracle. Esta playa de arena de 500 metros de largo es ideal para tomar el sol, nadar, navegar y muchos otros deportes acuáticos.

A pocos kilómetros de la ciudad, disfruten de otras hermosas playas familiares como la Playa de l'Arrabassada y la Playa Larga. Más lejos, a unos diez kilómetros de Tarragona, descubran playas más tranquilas, como Cala Fonda y Cala de la Roca Plana.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Obrando en el dominio del turismo desde hace algunos años, descubrí poco a poco las diferentes atracciones de los viajeros. Justamente, sólo esperaban esto, divertirse y olvidar las preocupaciones diarias. Decidí hacer investigaciones con el fin de promover el ocio no sólo en viaje, sino también en la vida de cada día de cada uno. Actualmente, redacto con alegría mi pasión para ayudar y para devolver a la gente feliz aunque sea en un instante. ¡Entonces, buena lectura a ustedes!
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES