Ideas deportivas para los jóvenes

07 Septembre 2018 - Deportes
Ideas deportivas para los jóvenes

Practicado de forma regular, el deporte es una valiosa ayuda para el adecuado desarrollo físico y psicológico de los niños. Con el fin de disfrutar de todos los beneficios del deporte, los niños deben practicarlo desde una edad temprana. Con edades comprendidas entre los 7 y los 12 años, ¿cuáles son los deportes más adecuados para ellos?

 

Elegir el deporte adecuado en función de los rasgos de carácter de cada niño

A la hora de elegir un deporte, los gustos son muy importantes. Pero no es lo único, pues para que el deporte tenga un impacto real, tanto en el bienestar psicológico como en la condición física de los niños, debe elegirse con mucho cuidado. El deporte que se va a practicar debe depender de la forma de ser de cada niño. A los niños tímidos y con poca confianza en sí mismos, los deportes de combate y, por ejemplo, el balonmano son más recomendables. Los padres con niños hiperactivos, prácticos y generalmente incapaces de permanecer quietos deben orientarlos hacia deportes individuales, como la natación o el atletismo. El tenis, por ejemplo, es una actividad deportiva individual apta para niños muy reservados.

 

Deportes individuales más destacados

Entre los 7 y los 12 años, los niños pueden participar en todo tipo de deportes individuales. Además de estimular su iniciativa, estas actividades también fortalecen su autoestima. Las competiciones les dan la oportunidad de superarse a sí mismos, además de destacar el color de su equipo o de su club.

Las artes marciales están entre los deportes individuales más populares para los niños, permitiéndoles armonizar sus cuerpos y sus mentes sin que, necesariamente, sean conscientes. Hacer este tipo de deporte les ayuda a canalizar mejor su energía y les facilita la distinción entre las nociones de bien y de mal. En las artes marciales, los niños pueden elegir entre diferentes disciplinas, siendo las más practicadas el judo y el karate, así como el kung fu, el aikido y la capoeira. Con la danza, disciplina reina para las niñas, se consigue un armonioso desarrollo muscular. En el pasado el entrenamiento era especialmente rígido, a pesar de lo cual, en la actualidad, el lado de desarrollo de los bailarines jóvenes se ha acentuado. Si quieres que tu hijo baile, a partir de los 4 años de edad, puedes inscribirlo en talleres de aprendizaje temprano. Generalmente, a los 7 años ya se pueden matricular en verdaderas escuelas de danza.

La gimnasia es esencial para el desarrollo armonioso del cuerpo. Contrariamente a la creencia popular, la gimnasia no es una actividad reservada para las niñas. Los niños también pueden practicarlo. Para las niñas, es bueno favorecer disciplinas que permitan ganar flexibilidad y elegancia, por ejemplo, la gimnasia rítmica, deportiva y la gimnasia de suelo, incluyendo barras asimétricas, ejercicios de suelo con música y saltos. Mientras que para los niños, se recomiendan actividades como anillos, barra horizontal, barras paralelas,… La natación es, también, uno de los deportes individuales favoritos de los niños. Esta actividad deportiva les introduce, sobre todo, en la noción de supervivencia y tiene la ventaja de fortalecer la columna vertebral de quienes la practican con regularidad.

 

En los niños en edad de crecimiento, la natación también ayuda a desarrollar las capacidades cardiovasculares y pulmonares. Para que sea beneficioso, los niños deben variar el estilo de natación que practican. La natación a braza, con su movimiento simétrico, y el crawl se pueden alternar durante cada sesión. Atletismo, esgrima, escalada, patinaje sobre hielo y tenis son deportes individuales que los jóvenes pueden practicar sin dificultad.

 

Deportes de equipo como toma de contacto

Los deportes de equipo se utilizan, principalmente, para desarrollar el espíritu de equipo de los niños. Ya sea en la práctica de un deporte o en la vida en general, los niños que participan habitualmente en deportes de equipo son más abiertos y colaboran más fácilmente con los demás.

Aún bastante desconocido, el remo permite que los niños se diviertan y hagan ejercicio. Siempre al aire libre y practicado en aguas tranquilas, esta actividad deportiva no sólo desarrolla su resistencia, sino también su fuerza muscular y su capacidad de coordinación. Este deporte requiere un alto gasto energético. El baloncesto es, también, un deporte de equipo muy bueno. Reservado durante mucho tiempo para los mayores, los niños pueden jugar al baloncesto, a partir de los 5 años de edad, independientemente de su tamaño. Para permitir que los niños practiquen este deporte, las distintas federaciones nacionales han creado actividades deportivas paralelas con la finalidad de los que los más pequeños se vayan introduciendo al baloncesto. Las reglas generales son las mismas que se aplican en el baloncesto clásico.

El fútbol es el deporte más popular en un gran número de países. Tanto a los jóvenes como a los mayores les encanta, especialmente, esta actividad física. Además de fomentar el espíritu de equipo, este deporte permite a los niños utilizar sus cualidades individuales, por ejemplo, rapidez de reflejos, resistencia y destreza. Ser nombrado “capitán del equipo” también les da la oportunidad de desarrollar sus habilidades de liderazgo. Generalmente, las reglas, el tamaño de los campos, la duración del juego y el peso del balón se adaptan a la edad y las características y habilidades físicas de los niños. Ejemplo, no hay tiempo extra en los partidos que se disputan entre los niños. El fútbol, antes reservado exclusivamente a los hombres, ahora es un deporte que también practican las mujeres. El voleibol es otro deporte de equipo al que los niños pueden jugar habitualmente. En los clubes de voleibol, la altura de la red, las dimensiones de la cancha y el peso del balón se modifican para adaptarse al tamaño y a las capacidades físicas de los jóvenes que lo practican.

El balonmano, la natación sincronizada y el waterpolo son otros ejemplos de deportes de equipo que también pueden practicar los jóvenes.

Practicar deportes es bueno, sin embargo, en lo referente a los niños, es importante limitar la duración. Para los niños menores de 8 años, por ejemplo, varias sesiones de 2 a 4 horas en total, por semana, son más que suficientes. En cuanto a los niños de 8 a 12 años, el deporte pueden practicarlo durante un total de entre 6 y 8 horas semanales.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Desde hace unos años, Largamente leí varios sujetos a partir de distintos blogs. Entre estos blogs, los ocios eran mis preferidos. Cuando descubro uno en particular, inmediatamente tengo ideas. Mis inspiraciones, me gusta hacerlos saber a todo el mundo y por otra parte, es un gran placer. Escribo, juego con las palabras para ser un modelo o incluso ser una buena referencia para otros apasionados como yo.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES