Descubriendo el Arte Aborigen Australiano

02 Août 2018 - Artes y Cultura
Descubriendo el Arte Aborigen Australiano

El arte es un elemento esencial de la civilización aborigen que, generalmente, está vinculado a una historia, a un itinerario o a un sitio. Para entender el significado del arte aborigen, es importante saber que integra varias formas de expresión, por ejemplo, el canto, la danza, la mímica y la pintura.

 

Información general sobre el arte aborigen australiano

El arte aborigen australiano es un arte primario producido por culturas no occidentales. Se muestra de diversas formas, por ejemplo, a través de la pintura, el grabado, la escultura, la música, la danza, el canto y el “didgeridoo” (didyeridú), instrumento musical aborigen. En la actualidad, el arte aborigen incluye tanto obras milenarias como de artistas contemporáneos.

Dependiendo de la región, hay dos tipos principales de arte. El Arte Naturalista, que simboliza las pinturas figurativas y las siluetas, está presente especialmente en el norte del país, es decir, en Queensland o Arnhem Land. La otra forma de arte principal es más esquemática, con obras compuestas principalmente de motivos geométricos y se centran en el sur y centro del país.

Las primeras apariciones del arte aborigen australiano se remontan al año 40.000 a.C. Estas muestras de arte se presentan en grabados y pinturas rupestres, aún visibles en cuevas sagradas del norte de Australia Occidental, Kakadu o en los Territorios del Norte. Australia Central, por ejemplo, Uluru (Ayers Rock), también destaca por el arte aborigen.

Hasta la llegada de los primeros colonos anglosajones, este arte se siguiódesarrollando a lo largo de la historia de Australia, surgiendo diferentes estilos, como las artes abstractas o figurativas, la pintura en el suelo, la pintura en piedra o corteza, sin olvidarnos de la escultura de objetos rituales y tótems. Las pinturas se exponían sobre la roca pero, también, sobre otros soportes más precarios, como la corteza de los árboles, la arena o la piel. Las pinturas del suelo, hechas durante los rituales, a veces, se extendían a lo largo de kilómetros.

 

La pintura, expresión esencial del arte aborigen

En la antigüedad, los pueblos aborígenes aún no sabían escribir, por lo que la pintura y el canto eran el único medio de perpetuar una herencia ancestral. Algunas pinturas fueron utilizadas para realizar ritos de iniciación. El movimiento de arte aborigen, que pasó de pintarse en el suelo al lienzo, nació en Papunya, en 1.971, comunidad del centro de Australia.

El profesor de inglés Geoffrey Bardon sugirió a sus alumnos que reprodujeran pinturas famosas en paredes, paneles y lienzos. Los estudiantes copiaron Dream Time, pintura que representa la mitología de los pueblos y razas aborígenes. El éxito fue tal que los aborígenes decidieron formar cooperativas para vender sus obras, convirtiéndose en las primeras pinturas contemporáneas que permitieron que el arte aborigen se diera a conocer en el mundo entero.

El puntillismo es una técnica especialmente utilizada por los pintores aborígenes. Consiste en hacer una sucesión de puntos muy finos que no se unen. Esta técnica se encuentra en algunas pinturas rupestres, realizadas durante las reuniones rituales.

El puntillismo, propio de la pintura sobre lienzo, pretendía desdibujar los motivos originales. Al mostrar sólo la parte secular de sus obras, los aborígenes logran preservar su carácter sagrado y secreto. Los puntos de sutura también tienen un efecto estético pues, al aumentar ciertos patrones de densidad y sustituyendo los espacios libres, permiten llenar y sublimar un lienzo.

 

Las diferentes formas de arte aborigen

El arte aborigen hace referencia tanto al arte de los aborígenes australianos, antes de la colonización, como al arte de los aborígenes contemporáneos, incluyendo grabados en madera, pinturas, trajes ceremoniales, esculturas u ornamentos de armas o herramientas antiguas. El arte aborigen es, por lo tanto, extremadamente rico, al igual que las pinturas rupestres.

Numerosos artistas hacen collares, conchas grabadas, joyas o cestas trenzadas. Llamadas "Lonka-Lonka", las grandes conchas perladas están grabadas con motivos abstractos o figurativos. Simbolizan, por ejemplo, los zigzags del rayo y los itinerarios sagrados del pueblo tingari por en medio del desierto. El uso de herramientas de sílex y de metal también ha permitido refinar los patrones grabados en el nácar. Los lienzos realizados con el método del puntillismo, así como las pinturas abstractas y de colores, son otras formas de arte aborigen.

Dependiendo de los estilos, regiones y técnicas, los aborígenes pueden hacer tótems que simbolizan a sus antepasados más importantes o pueden representar, en la corteza, los motivos de los distintos clanes. También pueden cubrir sus cuerpos con motivos sagrados y abstractos. En Maningrida, comunidad indígena del Territorio del Norte de Australia, diversos artistas, como John Mawurndjul, conservan y transmiten la memoria de los mitos creando obras más abstractas y codificadas.

 

¿Dónde se puede encontrar arte aborigen?

Hay varios museos dedicados al arte aborigen, entre ellos, destaca el Australian Museum of Aboriginal Art "The Barn". Único en Suiza, este museo dedica sus espacios de exposición temporal al arte aborigen australiano contemporáneo. Los pintores expuestos, cuyas obras son de fama internacional, representan mediante sus lienzos el apego y la creencia en la tierra, esencia espiritual que se pone de manifiesto especialmente en el museo.

En el Berndt Museum of Anthropology, situado en la Universidad de Australia Occidental, descubrirás una magnífica colección dedicada al arte aborigen. Este museo cuenta con más de 40.000 fotografías y 12.000 obras, una colección que crece cada año. En la ciudad de Yirrkal, en el Territorio del Norte, también se halla el Centro de Arte y Museo Buku-LarrnggayMulka, totalmente dedicado a la cultura y el arte aborigen del norte de Australia. El Maningrida Arts & Culture Art Centre o MAC, en la comunidad de Maningrida, en el norte de Australia, alberga las obras de, aproximadamente, 700 artistas que viven en la región de Maningrida. En el Museo QuaiBranly de París, podrás admirar las magníficas obras de ocho célebres artistas aborígenes, todas ellas seleccionadas por el arquitecto Jean Nouvel. En este museo también se expone una colección única de cortezas pintadas que, a principios del siglo XX, fue creada por el artista KarelKupka.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Desde mi adolescencia, siempre sabía darles gusto a mis seres queridos con mis ideas ocios sobre todo los fines de semana o incluso durante los períodos de vacaciones. Prefería divertirme en vez de perder mi tiempo. Y de los planes, no me faltan. Comparto actualmente esta pasión para los ocios, cualquier que sea el tipo, a todo el mundo. A través de mis artículos, llamo la atención de la gente que aprecia mi ayuda y hacerles vivir mi pasión.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES