San Valentín 2019, los destinos europeos más románticos

21 Janvier 2019 - Buenos planes que compartir
San Valentín 2019, los destinos europeos más románticos

Si en 2.019 está planeando viajar y celebrar el Día de San Valentín de forma maravillosa y aún no ha encontrado el destino perfecto, en este artículo presentamos algunos de los lugares más románticos de Europa.

 

Exclusiva estancia romántica en Praga

Praga es una de las ciudades más románticas de Europa. Con su agradable ambiente bohemio, la capital de la República Checa invita a los amantes a disfrutar de una estancia única. Situada en el corazón de Europa, Praga brinda la oportunidad de descubrir un importante patrimonio arquitectónico. Para admirar algunas de las joyas de este patrimonio, nada mejor que disfrutar de un paseo de la mano a través de las pintorescas callejuelas de Stare Mesto, el centro histórico. Situado en la orilla derecha del río Moldava, este distritoes la zona más antigua de la “ciudad de las cien torres”. Alrededor de la antigua plaza de la ciudad, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, el antiguo ayuntamiento, el edificio del Reloj Astronómico y la Casa del Campanario de Piedra, que alberga una gran colección de arte moderno.

Una romántica estancia en Praga también debería incluir un paseo por el Puente Carlos. Con estatuas barrocas y góticas, este puente tiene 500 metros de longitud y es un lugar ideal para contemplar la puesta de sol. La mejor forma de disfrutar de una hermosa vista del Puente Carlos es acercándose a Kampa Park, a las Islas Moldava, al Parque Letna o a los muelles de Mala Strana.

 

Escapada en pareja a Dubrovnik

El Día de San Valentín de 2.019 puede ser perfecto para disfrutar de una escapada romántica a Dubrovnik. Apodada la “Perla del Adriático”, esta ciudad enclavada entre el Monte Srd y el Adriático es una de las principales atracciones turísticas de Croacia. Para realzar una romántica estancia en este lugar, resulta ideal realizar un crucero alrededor de la ciudad para admirar, desde lejos, la arquitectura de la ciudad y sus bonitas casas de piedra. Algunas agencias de cruceros locales ofrecen una deliciosa cena a la luz de las velas en la que se podrá degustar la cocina croata. También es posible hacer una excursión en kayak y descubrir la costa de Dubrovnik y sus hermosas playas.

Una estancia romántica en Dubrovnik también debe incluir, sin lugar a dudas, una visita a la Ciudad Vieja, distrito fortificado medieval incluido en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Un paseo por sus pintorescos callejones no sólo mostrará los puntos de referencia de la ciudad, sino que también permite adentrarse en la atmósfera especial de las antiguas casas de piedra que forma este distrito. Para acceder al casco antiguo, hay que llegar a la Porte Pile, dominada por los Fuerte Bokar y la Torre Minceta. En la actualidad, el Fuerte Boka, construido para proteger la ciudad de los invasores que llegaban por mar, acoge a la mayoría de los espectáculos y actividades del Festival de Verano de Dubrovnik.

 

Una emocionante estancia en Barcelona

Barcelona destaca por su efervescencia y su arquitectura única. Una estancia en esta ciudad, es la oportunidad perfecta para descubrir el impresionante Parque Güell. Esta obra de Antoni Gaudí ofrece un excepcional marco para disfrutar de un romántico paseo. Este célebre arquitecto también firmó la famosa Catedral de la Sagrada Familia, que al igual que La Rambla, se halla en el corazón del Barrio Gótico. Desde la Plaza Colón hasta la Plaza Catalunya, se pueden admirar los edificios ubicados a lo largo de esta avenida peatonal. Algunos de ellos tienen tiendas mientras que otros albergan restaurantes y cafés en los que se puede tomar chocolate caliente con churros o melindros (o bizcochos de soletilla).

Si usted y su alma gemela están interesados en el arte y, especialmente, en la escultura, no puede faltar una visita al Museo Frederic Marès. Fundado por el escultor FredericMarès, este museo exhibe la mayor colección de esculturas hispanas de los siglos XII al XIX. Para alejarse del centro de la ciudad, es perfecto un recorrido por Montjuïc, zona verde que domina el resto de la ciudad. Cubierto de árboles y plantas exóticas es, también, el pulmón verde de Barcelona. Para llegar a Montjuïc, hay que coger el funicular en la Estación de Metro Paral·lel.

 

Una escapada a las Montañas del Jura

En Europa Occidental, las Montañas del Jura se encuentran al noroeste de los Alpes y al borde de los departamentos de Ain, Doubs y Jura, resultando un destino perfecto para los amantes de la naturaleza. Esta región ofrece magníficos paisajes y es ideal para, en verano, hacer senderismo, y utilizar raquetas de nieve en el día de San Valentín. El esquí es otra actividad que se puede disfrutar como amante en las Montañas del Jura. Situado en el corazón del Parque Natural del Alto Jura, el Mont Jura es elárea de esquí más grande de la región y, entre otras, cuenta con las estaciones de esquí Lélex-Crozet y Mijoux-La Faucille. También incluye un snowpark, un boardercross y una pista de esquí de fondo de 140 kilómetros. Les Rousses, Metabief y Les Fourgs son otras zonas de esquí destacadas de las Montañas del Jura.

En la parte alta del Jura también hay hoteles de ensueño, algunos de los cuales cuentan con una ubicación que permite admirar una inmejorable vista panorámica. Otros disfrutan de una situación a orillas de un lago o de un río.

 

Cambio de aires en la isla de Santorini

Paisajes mediterráneos, panorámicos e íntimos restaurantes, pintorescos pueblos blancos, hermosas playas... ¿Por qué no pasar el Día de San Valentín en esta isla griega del Mar Egeo? Santorini es una de las islas más bellas del archipiélago de Las Cícladas. Si se llega en avión, lo primero que se ve es la encantadora ciudad de Fira, situada al borde de un espectacular acantilado. Esta localidad es muy agradable para pasear y tomar fotos mientras se recorren sus empinadas callejuelas. A cinco kilómetros al sur, Pyrgos ofrece un ambiente bohemio perfecto para paseos de la mano. Este pueblo posee talleres de artistas y tabernas en las que se puede probar el famoso vino de Pyrgos.

Para los amantes de las piedras antiguas, una escapada al yacimiento de Akrotiri, también conocido como la Pompeya Griega, es una visita que no puede faltar. Enterrada tras una erupción volcánica, Akrotiri narra una notable historia, de 3.500 años de antigüedad, a través de su colección de frescos que representan paisajes, personajes, animales y plantas.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Desde hace unos años, Largamente leí varios sujetos a partir de distintos blogs. Entre estos blogs, los ocios eran mis preferidos. Cuando descubro uno en particular, inmediatamente tengo ideas. Mis inspiraciones, me gusta hacerlos saber a todo el mundo y por otra parte, es un gran placer. Escribo, juego con las palabras para ser un modelo o incluso ser una buena referencia para otros apasionados como yo.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES