Los mejores lugares para practicar flyboarding

09 Avril 2019 - Deportes
Los mejores lugares para practicar flyboarding

Flyboard está a medio camino entre el jet-ski y el snowboard. Rápidamente, cuando el piloto es propulsado en el aire, proporciona una descarga de adrenalina. En la actualidad, el Flyboarding es uno de los deportes extremos más populares del mundo. Para aprender en las mejores condiciones este deporte acuático o para mejorar sus habilidades, presentamos a continuación una selección de los destinos más destacados que no debería perderse.

 

Los mejores lugares para practicar el flyboard en Francia

A Francia, el flyboard, llegó en 2.009 y es un éxito en la costa de Normandía, para ser más exacto, en Etretat, en el Sena Marítimo. Esta localidad de Alta Normandía le anima a descubrir este deporte extremo en las aguas del Canal de la Mancha. No olvide llevar consigo todo su equipo fotográfico para inmortalizar el momento.

En la Riviera Francesa, Marsella es un destino destacado para los amantes del flyboard, sobre todo en el distrito de Point-Rouge. Mientras vuela sobre el agua, es posible admirar una vista impresionante de la bahía de Marsella y de la Costa Azul. Las aguas turquesas y el sol excepcional sin olvidar la temperatura del agua, que varía entre 18 y 28°C durante el verano, añaden encanto a este lugar.

Continuando en Marsella, la Costa Azul también es un lugar popular para practicar el flyboard. Esta parte de la costa del sur de Francia se extiende desde el oeste de Marsella hasta la desembocadura del Etang de Berre (la Laguna de Berre). Después de una sesión de flyboard, nada mejor que aprovechar el tiempo para explorar las hermosas calas y cuevas excavadas en los acantilados.

PontPoint, en el departamento de Oise, es otro lugar famoso para practicar este sensacional deporte. La Llanura Inferior está ajardinada con áreas de agua, que han fomentado la pesca, el jet ski, el esquí acuático y el flyboarding.

 

Los mejores puntos para practicar flyboard en Europa

España es un destino turístico único en Europa. Seduce por su riqueza cultural y sus excepcionales orillas, como la Costa Blanca. Esta parte de la costa española, que limita con la provincia de Alicante, es el lugar en el que el flyboarding está en el punto de mira practicándose en lugares como Alicante, Benidorm o Altea.

En Italia este deporte se practica, principalmente, en las cristalinas aguas del Lago de Garda, el lago más grande de Italia. Situada en el norte del país y dominada por las montañas, con su clima templado y sus impresionantes panoramas, esta inmensa masa de agua ofrece las condiciones perfectas para la práctica de este deporte. Después de hacer piruetas con flyboarding, una escapada al corazón de la naturaleza es ideal para descubrir las reservas naturales que bordean el lago. A orillas del Lago de Garda también hay pueblos con pintorescos puertos y viñedos que merecen una visita.

 

El Mediterráneo, un destino bajo sol para practicar flyboarding

Al margen de la costa española peninsular, Mallorca y, especialmente en su capital Palma, también anima a subirse a estas divertidas máquinas. El Flyboarding se practica en un entorno excepcional pues esta localidad costera, con una temperatura media de 17.9 ºC, disfruta de un clima privilegiado durante todo el año.

Continuando en el Mediterráneo, pero en su parte oriental, Grecia brinda la oportunidad de probar este deporte en Santorini. Esta pequeña isla se encuentra en Las Cícladas y es perfecta para deslizarse por las cálidas aguas de la caldera antes de ser propulsado por el chorro de agua. Sin duda, un momento perfecto para admirar los inmaculados pueblos construidos en la ladera del acantilado tan característico de esta pequeña isla griega.

Situada a unos 100 kilómetros al sur de Sicilia, Malta es un destino que no deberían perderse los que quieren hacer flyboarding. La isla tiene sólo unas pocas ciudades habitadas, incluyendo la famosa La Valeta y Birkirkara. La Valeta es la capital y destaca, sobre todo, por la riqueza de su patrimonio construido, mientras que Birkirkara es más adecuado para realizar piruetas y disfrutar de las emociones que proporciona el flyboarding.

 

Lugares del mundo donde practicar flyboard

El Flyboarding también se practica en los Trópicos, por ejemplo, en Martinica, en la famosa península de Sainte-Anne que, situada en el extremo sur de la isla, posee algunas de las calas más hermosas de Martinica. Otros lugares que dan fama a Sainte-Anne son La Grande Anse des Salines, magnífica playa de 3 km de largo conocida por su forma arqueada, y La Sabana de las Petrificaciones. Pero el flyboarding destaca especialmente en la playa de Pointe du Marin, bañada por las cálidas aguas del Mar Caribe.

En cuanto a deportes acuáticos extremos, el continente africano y lugares como Tanzania, son puntos destacados. Este país de África Oriental es conocido como destino de safaris y un lugar costero de primer orden, con puntos importantes como Zanzíbar, la isla del archipiélago tanzano. Al margen de las calas de arena blanca con cocoteros, es perfecto para subirse a la plataforma y realizar figuras imposibles.

 

El flyboard en pocas líneas

El flyboard fue creado en 2.011 por Franky Zapata que, de origen marsellés, es piloto de motos acuáticas y ex campeón del mundo de moto acuática. Presentó su creación al público en el Campeonato del Mundo de Jet Ski de 2.012.

Esta máquina saca su notoriedad de su capacidad de propulsar al piloto en el aire, alcanzando hasta 5 metros por encima del agua. Está equipado con una plataforma dotada de botas en las que el usuario introduce sus pies, igual que en una tabla de snowboard. La tabla está conectada a una tubería larga, directamente acoplada a la turbina de una moto acuática que se encarga de enviar agua a presión a la tubería. Una vez en el aire, el vehículo propulsado por agua se estabiliza con 2 boquillas, las otras 2 boquillas se utilizan para la propulsión.

Para practicar este deporte correctamente, el piloto debe mantener las piernas rectas y posicionarse ligeramente hacia adelante con el fin de mantener el equilibrio. Los controles del propulsor están situados bajo los pies del piloto.

Como se puede dominar en menos de una hora, el flyboarding debe ser practicado con precaución. Cuanto más progresa el piloto, más aumenta la presión. En el aire o bajo el agua, se permite cualquier figura. Este emocionante deporte, a partir de los 16 años, está permitido a todas las edades, sin imponer ningún límite de altura ni de peso. La única condición para la práctica de este deporte es disponer de una masa de agua de al menos 4 metros de profundidad, es decir se puede hacer en un lago o en el mar.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Desde hace unos años, Largamente leí varios sujetos a partir de distintos blogs. Entre estos blogs, los ocios eran mis preferidos. Cuando descubro uno en particular, inmediatamente tengo ideas. Mis inspiraciones, me gusta hacerlos saber a todo el mundo y por otra parte, es un gran placer. Escribo, juego con las palabras para ser un modelo o incluso ser una buena referencia para otros apasionados como yo.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES